Enseña a tu perro a tener autocontrol 

La primera capacidad a desarrollar dentro de las bases de la salud emocional en animales y humanos es el autocontrol. Se trata de la capacidad consciente de regular los impulsos de manera voluntaria, con el objetivo de alcanzar un mayor equilibrio en el ámbito intrínseco y relacional. Al tener autocontrol, se pueden manejar las emociones y regular el comportamiento.

En el caso del perro tiene múltiples ventajas ya que aprenderá a controlar su impulsividad siendo un perro más estable y afectuoso, así como resultar más sencilla la convivencia con él. 

¿Cómo podemos trabajar el autocontrol?

Vamos a enumerar un conjunto de técnicas que ayudarán al perro a gestionar mejor esta capacidad:

  • Dejarle jugar solo mientras estamos en casa
  • Ponerle juegos que desarrollen sus habilidades cognitivas
  • Hacer juegos que impliquen el olfato
  • Hacerle que espere para obtener los premios
  • Técnicas de adiestramiento apropiadas

Dentro de las técnicas para trabajar el autocontrol están las actividades de permanencia. En ellas, debe permanecer quieto (sentado o tumbado) hasta que se le libere mediante un comando. Este trabajo se debe realizar progresivamente en distancias y en tiempo. Esto quiere decir que iremos alejándonos o dejaremos pasar más tiempo antes del comando de liberación.

Para hacer este ejercicio utilizaremos una correa larga, daremos el comando al perro para que se siente o espera, nos alejaremos unos pasos (sin soltar la correa), le felicitaremos y daremos su premio. En el video que se muestra a continuación se ve como el perro aguanta atento hasta que se le da la orden.

Con el tiempo y la práctica se podrán alcanzar tiempos y distancias muy largas sin que el perro sufra.

Para más información, contacta con nosotros o síguenos en nuestras redes sociales:
facebook – youtube – pinterest